¿Qué es la castración?

La eliminación de los órganos sexuales quirúrgicamente haciendo desaparecer los procesos hormonales,  perdiendo las hembras el celo y los machos el vicio del marcaje y la territorialidad.

 

¿Por qué castrar a mi mascota?

En las hembras se evitan la piometra y algunos tumores mamarios, en los machos tumores testiculares, hernias perianales y varios tipos de quistes y tumores.

También se solucionan ciertos tipos de conducta.

/  CUIDADOS DEL CACHORRO

02

ALIMENTACIÓN

 

            Los cuidados del cachorro deben comenzar por una buena alimentación. Actualmente existen en el mercado una gran variedad de marcas de pienso para cachorros, caracterizados por un mayor aporte de proteínas, un mayor número de Kilocalorías  y una relación Calcio/Fósforo adecuada a sus necesidades.

 

            La transición de  la leche materna o maternizada a otros alimentos debe hacerse de forma gradual. Durante el cambio a alimento sólido, le ofreceremos al perro una mezcla de alimento para cachorros con agua (en proporción 1:3) formando una papilla. Para hacer que el perro coma, colocaremos la papilla en un plato no demasiado profundo y haremos que nuestro animal toque con sus labios el alimento, o ponemos un dedo sobre la papilla y luego lo llevamos hasta la boca del perro. Una vez que coma bien, se irá reduciendo gradualmente la proporción de agua hasta que le ofrezcamos el alimento seco.

 

No recomendamos que se complemente la alimentación con carne, excedente de nuestra mesa u otro tipo de alimentos, ya que casi con toda seguridad crearemos un animal de gustos caprichosos en cuanto a la comida (preferirá otra comida a su pienso) y además podemos crearle deficiencias o excesos nutricionales.

 

            En lugar de mantener el alimento disponible para el perro en todo momento le recomendamos dejarlo sólo por un tiempo limitado. En cada comida, se le darán 20 minutos al perro y después se quita el plato con lo que sobre.  Hasta que finalice el periodo de crecimiento de nuestro perro (aproximadamente 1 año) es conveniente alimentarlo 3 veces al día, a intervalos regulares y dividiendo la dosis recomendada por el fabricante entre las 3 tomas. Por supuesto siempre tendremos agua fresca en un cazo limpio a su disposición.

 

VACUNACIÓN

 

                  Una vez resuelto el problema de la alimentación, tendremos que preocuparnos por la salud de nuestro nuevo compañero. El programa sanitario de los cachorros comienza con la desparasitación de los mismos, cosa que haremos como mínimo con una semana de antelación a la primera vacuna. Ésta se le administrará entre los 45 y los 60 días, y lo cubriremos contra las cuatro enfermedades más comunes en el perro, como son el moquillo, la hepatitis, la parvovirosis y la leptospirosis. Con posterioridad, le pondremos una segunda dosis de recuerdo a los 20-25 días de la primera vacuna. Ambas vacunas pueden dar ciertos efectos secundarios sobre nuestro animal, de tipo leve y pasajero (fiebre, depresión...), dentro de las 6-12 primeras horas.

 

            En el transcurso de los siguientes meses le pondremos la primera vacuna de rabia y con esto acabaría el plan vacunal del cachorro el primer año, pero recordar que para esto primero debe ser implantado el microchip.

 

            En los años sucesivos, y teniendo como referencia la fecha de vacunación de la rabia, sería recomendable ponerle dosis anuales de recuerdo.

 

ADIESTRAMIENTO

 

  Con los perros la clave de su adiestramiento consiste en ofrecerles recompensas por hacer lo correcto, antes de castigarles por hacerlo mal. Cuando enseñe al animal a hacer sus necesidades, asegúrate de sacarlo después de cada comida y cada dos horas entre comidas. Prémialo cuando utilice el lugar adecuado. Emplea únicamente una voz fuerte si lo encuentras ensuciando la casa. La corrección de un incidente casero sólo será efectiva si se realiza inmediatamente. De otra manera, tu perro no lo entenderá.

 

EL MOQUILLO

03

El moquillo es una enfermedad vírica que cursa con síntomas de tipo respiratorio (más conocidos), digestivo y nervioso al final. Pueden presentarse síntomas de tipo característico como son la hiperqueratosis plantar y hipoplasia de esmalte dental. El tratamiento se basa en el uso de sueroterapia específica, antibióticos y antitérmicos. En líneas generales, se trata de combatir el virus con anticuerpos específicos, ya preformados, e instaurar un tratamiento sistemático con objeto de aliviar al máximo los síntomas. El pronóstico es reservado y en algunos casos puede dejar secuelas.
 

 

GUÍA Y CONSEJOS

01

/  LA CASTRACIÓN